Mundo Obrero Estado Español

MOVIMIENTO OBRERO

¡Escandaloso!: el gobierno impide a 23 sindicalistas de CGT acudir a Getafe para protestar contra el cierre de Airbus Puerto Real

La Policía Nacional retiene a los representantes sindicales en Sevilla para impedirles protestar en un acto de la Casa Real en el campus de Airbus Getafe

Roberto Bordón

@RobertoBordon13

Jueves 15 de abril | 14:12

Los trabajadores de Airbus en Puerto Real, Cádiz, llevan varias semanas movilizándose para protestar ante el posible cierre de su planta por parte de la multinacional, que ha concentrado el grueso de los ataques en la fábrica gaditana. Ante esta situación se han convocado diversas movilizaciones en la provincia apoyadas por sindicatos y organizaciones políticas, así como trabajadores de industrias auxiliares. Todo un calendario de protestas, en defensa de la industria y el empleo en la Bahía de Cádiz.

Una de las estas movilizaciones estaba prvista para este jueves y consistía en desplazarse un grupo de delegados y representantes sindicales hasta la inauguración del nuevo campus de Airbus Getafe. Allí habían acudido el presidente del gobierno Pedro Sánchez y el rey Felipe VI. Se pretendía por tanto protestar y denunciar la hipocresía del supuesto gobierno “progresista”, que estaría avalando que se mande a la calle a 500 familias con el posible cierre de la fábrica.

Para ello, tras la protesta del pasado miércoles, los trabajadores iniciaron un viaje de noche hacia Getafe. Sin embargo, la policía ha interceptado el bus donde iban los trabajadores nada más salir de Cádiz. Al llegar a Sevilla se les ha retenido y se les ha impedido continuar a pesar de tener los salvoconductos necesarios para dicho desplazamiento. De poco han servido dichos permisos, según explicaba Juan Antonio García, secretario de la sección sindical CGT en Airbus Puerto Real, ya que la policía tenía orden expresa de no dejarlos pasar ignorando cualquier detalle legal. Daba igual que se tuvieran los papeles necesarios para realizar el viaje.

Esta acción ha sido señalada por García como reveladora del carácter del supuesto gobierno “más progresista” de la historia, que ha impedido a los trabajadores movilizarse para defender sus derechos y puestos de trabajo. Para CGT se habría impedido a los trabajadores ejercer sus derechos sindicales y estaría preparando una respuesta jurídica a la situación.

A pesar de este atropello de derechos, esto no ha impedido que hubiera voces de protesta en el acto, en el que se han escuchado consignas como: “Menos Casa Real y más Puerto Real” o se han visto pancartas con el lema “Puerto Real no se cierra”. Acciones realizadas por compañeros de las plantas de Getafe, Illescas y Barajas, en solidaridad con los obreros gaditanos.

Los trabajadores afirman que la intención de la empresa es forzar la máquina ante las negociaciones del convenio colectivo, del Plan Industrial y de los acuerdos con el Gobierno de España. Insisten en que el gobierno no puede dar ayudas millonarias a la industria y después avalar que se produzcan despidos. Rechazan los argumentos de Airbus de que su planta no sea competitiva y recuerdan que tienen uno de los mejores rendimientos a nivel europeo. Proponen nuevos proyectos como el desarrollo de una segunda línea de montaje final de estabilizadores horizontales del A320 o el A321; aluden a que tan solo existiría en España una línea de montaje de este tipo en la planta de Getafe, donde se distribuye a otros centros. Con la propuesta del comité de empresa de Puerto Real, se podrían construir en esta planta y aprovechar las conexiones marítimas para ahorrar costes en logística. En cualquier caso, niegan querer sustituir al Plan industrial y afectar a los empleos de compañeros de empresas como Alestis Puerto Real.

Si bien, la retención de los sindicalistas ha sido un evento escandaloso, no ha sido el primer encontronazo entre policía y trabajadores. El propio miércoles en la manifestación anterior al viaje de los delegados sindicales a Getafe, la policía organizó un fuerte cordón policial impidiendo continuar el recorrido de la movilización alegando que no estaba autorizada por la Subdelegación del Gobierno. Una situación que tan solo se resolvió por la acción de un grupo de trabajadores que atravesó el cordón policial mientras la alcaldesa de Puerto Real, Elena Amaya y de Cádiz, Kichi, negociaban con la policía la existencia o no de dicha autorización.

Finalmente hubo más adelante otra barrera policial y la manifestación cortó la Autovía CA-35 con barricadas taponando los accesos. Los trabajadores aprovecharon la ocasión para denunciar la complicidad del gobierno con el posible cierre de la fábrica y la destrucción de 500 empleos, a la vez que dan millones de euros en dinero público a la industria.

El comité de interempresas de Airbus España ha anunciado que en caso de que tanto la empresa como el gobierno de España no atiendan a razones y se trate de cerrar la planta de Airbus Puerto Real, comenzaran una huelga a partir del 23 de abril en todos los centros de trabajo de Airbus España.






Temas relacionados

Airbus   /   Gobierno de coalición PSOE-UP   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Clase obrera   /   Andalucía   /   Lucha obrera   /   Libertades Democráticas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO