Política México

CRISIS MIGRATORIA

Grave situación de migrantes en Tijuana ¿qué medidas está tomando el gobierno?

La situación de miles de migrantes en Tijuana empeora bajo la crisis sanitaria, el gobierno federal anuncia una serie de medidas, pero ¿serán suficientes para la magnitud de la crisis?

Alex Osorio

México

Jueves 18 de junio | 16:19

El gobierno federal sostuvo una reunión con la Organización Internacional de Migrantes en Tijuana para discutir entorno a la situación de miles de migrantes varados, posterior a esta reunión el gobierno federal anunció la habilitación de un hotel para albergar migrantes.

Jesús Ruíz Uribe, Delegado Federal único en Tijuana, anunció que el gobierno otorgaría 18 mil litros de agua potable y alimentos para los migrantes.
El hotel Los Altos cuenta solo con50 habitaciones y únicamente podría albergar hasta 150 personas migrantes.

A la iniciativa del hotel, se han sumado algunos albergues que están en condiciones de recibir más migrantes, aunque el gobierno federal no especificó la cantidad total de migrantes que pueden albergar con estas iniciativas, si anunció que algunas de las instituciones se han sumado son organizaciones internacionales como el Fondo de Naciones Unidas Infancia (UNICEF), médicos sin fronteras, Cruz Roja internacional y organizaciones sociales locales.

Oficialmente se habla de más de mil migrantes varados producto de la nueva política migratoria de Estados Unidos, el programa “Remain in México”, para que los migrantes esperaron las resoluciones de las solicitudes de asilo en suelo mexicano.
Pero la realidad es que a los migrantes varados, se le suman los deportados por Tijuana, que han sido más de 20 mil en lo que va del año, mismos que por años se han asentado cerca de la frontera o en la zona conocida como el Bordo, dónde se han tenido registros de por lo menos 4 mil personas viviendo en condiciones de extrema pobreza.

Ahora la situación crítica tanto de los migrantes, como de los deportados se agudiza en medio de la pandemia, no solo por el peligro de contagiarse, sino porque los primeros despedidos de fuentes formales y trabajo informal, son migrantes.

Bajo estos elementos, la habilitación de solo un hotel para 150 personas parecería mero trámite frente a la Organización de las Naciones Unidas y la OIM. Una medida de emergencia sería reproducir por decenas este ejemplo con todo el sector hotelero, que está cerrado por la pandemia.

Pero también pasa por resolver la situación de cientos de migrantes y deportados, hoy más que nunca es clave otorgar plenos derechos a los migrantes.

Legislar o decretar la prohibición de los despidos y garantizar un salario de cuarentena, acorde al costo de la canasta básica, para todos los sectores que no tengan un ingreso fijo, resulta fundamental en medio de los despidos que recaen sobre los sectores más precarios.






Temas relacionados

Covid-19   /   Tijuana   /   Política México   /   Emigración

Comentarios

DEJAR COMENTARIO