MUNDO OBRERO

Grupo Bimbo concretó adquisición de la española Panrico

Voceros de la empresa mexicana anunciaron la compra. La resolución judicial sobre los despedidos de Panrico era una condición. 745 familias obreras quedaron en la calle.

Jueves 21 de julio de 2016 | 14:17

En julio de 2015 la compañía mexicana había anunciado un acuerdo para adquirir 100 por ciento de las acciones de Panrico, una compañía líder en la industria panificadora en España y Portugal, por 190 millones de euros (unos 209 millones de dólares) en efectivo.

La adquisición dejó fuera la división de pan de caja de la marca. Grupo Bimbo financiará esta nueva compra con una línea de crédito a largo plazo en euros, según informó en un comunicado.

Acoso laboral, despidos a mujeres embarazadas, bajos salarios, despidos injustificados, llamar “colaboradores” a sus trabajadores, como para ocultar la relación laboral, son algunas de las prácticas de las que hace uso Grupo Bimbo. Distintos mecanismos que utiliza esta trasnacional con presencia en 22 países –Argentina, Brasil, Canadá, Chile, China, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Reino Unido, Uruguay y Venezuela– para aumentar la tasa de explotación sobre el pueblo trabajador.

Este fortalecimiento de la trasnacional ha tenido duras consecuencias para las trabajadoras y trabajadores de Panrico, que perdieron su fuente de trabajo. Pero no fue sin dar pelea y escribir nuevas páginas de la historia de la clase obrera.

Como señala Joe Molina, trabajador despedido de Panrico y columnista de la edición española de La Izquierda Diario, hubo 750 despidos. Alrededor de 200 fueron de la planta de Santa Perpétua de la Mogoda en Barcelona, donde los trabajadores de base rechazaron el acuerdo que los sindicatos Unión General de Trabajadores como la Confederación Sindical de Comisiones Obreras (CCOO) llevaron a cabo en 2013 con la empresa. Fue así que protagonizaron 8 meses de huelga indefinida y llegaron a enfrentarse incluso a sus propios representantes.

Una lucha de las cuales es posible sacar valiosas conclusiones para las trabajadoras y trabajadores en todo el mundo.

Como se explica en este artículo, “Las obreras y los obreros de Panrico cuestionaron la pasividad de la burocracia sindical, abriendo así la posibilidad de que se puedan dar luchas duras y combativas en sectores con mejores condiciones laborales. 2. Demostraron que la confianza en las direcciones sindicales tradicionales no es eterna. 3. Crearon métodos y dieron grandes pasos en la auto-organización. 4. De este modo, con el apoyo de algunos pequeños grupos de izquierda que brindamos desde el comienzo nuestra solidaridad, rescataron tradiciones históricas de la clase obrera, olvidadas por las direcciones sindicales: caja de resistencia, los piquetes, la búsqueda de solidaridad y difusión del conflicto. 5. La búsqueda de coordinación con otras luchas obreras, intentando romper el "cerco sanitario" de los comités dirigidos por CCOO. Un ejemplo de ello fue la coordinación con los trabajadores de Coca-Cola Fuenlabrada.”

Te puede interesar:

Bimbo condiciona compra de Panrico a resolución judicial sobre despedidos.

UGT reconoce públicamente su conformidad con los despidos en Panrico






Temas relacionados

México   /   Grupo Bimbo   /   España   /   Panrico   /   Movimiento obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO