Mundo Obrero

EMPRESAS RECUPERADAS

Jornada de asamblea en Madygraf

En la jornada realizada este miércoles 21/08, los trabajadores y las trabajadoras de Madygraf votamos salir a las calles para enfrentar el ajuste en curso, junto al sindicalismo combativo, el movimiento de desocupados y la izquierda.

Jorge “El Loco” Medina

Trabajador MadyGraf

Vanina Mancuso

Trabajadora de Madygraf | Integrante de la Comisión de Mujeres

Jueves 22 de agosto | 10:05

Las jornadas asamblearias en nuestra fábrica recuperada son un espacio muy importante para todos nosotros, allí paramos las máquinas y nos reunimos todos los que llevamos adelante la gestión obrera de Madygraf para dedicarle un día entero al debate y a nuestra organización.

No sólo discutimos cuestiones de la fábrica, sino también la situación política y económica nacional y cómo nos preparamos para enfrentar el ajuste, que dio un nuevo salto con el golpe de los mercados tras el resultado de las elecciones.

Tanto Macri, que responsabilizó a los votantes de la brutal devaluación, como Alberto Fernández, quien salió públicamente a avalar este ataque a la clase trabajadora diciendo que “un dólar a $60.- es razonable”, tienen un acuerdo para garantizar los planes del FMI y los mercados.

Nosotros venimos enfrentando la crisis en la industria gráfica, un sector muy golpeado por los despidos y cierres de fábricas hace años. Frente al abandono de la patronal yanqui R.R. Donnelley el 11 de agosto de 2014, decidimos en asamblea no resignarnos y nuestra determinación por la defensa de todos los puestos de trabajo fue entrar a la planta y ponerla a producir.

Siguiendo el ejemplo de los trabajadores y las trabajadoras de Zanón que desde el 2001 recuperaron su fábrica, estamos mostrando una salida frente a la crisis que quieren descargar sobre nosotros.

Esta dura situación se agudiza y extiende de norte a sur y de este a oeste, en otras ramas de la industria como la fábrica de baterías Ran Bat o la alimenticia Suschen de “mielcitas”, donde estuvimos acompañando a los trabajadores y trabajadoras, allí también hubo cierres intempestivos que dejaron cientos de familias en la calle.

Confluir en la lucha con sectores que resisten estos ataques cobra vital importancia para romper con la pasividad y el miedo que quiere imponer la burocracia sindical que deja pasar los despidos, suspensiones y cierres de fábricas.

A su vez, la crisis nos pega con tarifazos en nuestras casas y en la fábrica. Al igual que muchas recuperadas, recibimos facturas millonarias de luz, algo imposible de afrontar para las gestiones obreras. Mientras tanto, este año el gobierno le perdonaba 35 mil millones de pesos a las empresas distribuidoras de energía.

Tenemos que levantar una fuerte campaña para anular los tarifazos y pelear por la nacionalización de servicios públicos como la luz, el gas y el transporte y que este gestionado por los trabajadores y el control de los usuarios.

Discutimos la necesidad de unirnos al movimiento de desocupados para enfrentar el ajuste que afecta directamente nuestra calidad de vida. Trabajadores ocupados y desocupados peleando no sólo por aumento de salario y planes sociales, sino también por trabajo legítimo. Por eso queremos abrir las puertas de nuestra fábrica poniendo en pie talleres de oficio para los compañeros desocupados.

También, recordando el rol que jugó la Comisión de Mujeres durante estos cinco años de gestión obrera, votamos extender el apoyo a Madygraf y poner en pie un comité de familiares, amigos y vecinos para rodear de solidaridad nuestra fábrica y salir con mayor fuerza a las calles.

En este marco, y basándonos en nuestra experiencia, sabiendo que todo lo que conseguimos fue saliendo a las calles y junto a otros sectores en lucha, resolvimos en la jornada de asamblea participar de las movilizaciones del día de hoy 22 de agosto junto al sindicalismo combativo, el movimiento de desocupados y la izquierda.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO