Internacional

Brasil

La Justicia absolvió a Lula en un caso de corrupción

La Justicia de Brasil absolvió este lunes al expresidente en uno de los casos de corrupción en los que había sido acusado por la Fiscalía de favorecer a las automotrices a cambio de sobornos.

Martes 22 de junio | 10:52

En 2017, la Fiscalía había afirmado que Lula, quien gobernó Brasil entre 2003 y 2010, modificó, a cambio de supuestas coimas, una medida legislativa para favorecer a empresas del sector automotriz mediante una prórroga de los beneficios tributarios por cinco años, pero la acusación fue desestimada. Esas causas se refieren a un apartamento y una casa de campo que Lula habría recibido a modo de soborno de empresas que, según la acusación, obtuvieron contratos fraudulentos con Petrobras.

El proceso se enmarca dentro de la "Operación Zelotes", que desde 2015 estudia supuestas irregularidades en el CARF, departamento del fisco encargado de sancionar a los defraudadores de impuestos, y que también salpicó a varios importantes banqueros y políticos.

Según la decisión del juez federal Frederico Botelho de Barros Viana, la investigación no "demostró de manera convincente" cómo el expresidente y su jefe de Gabinete "habrían participado en el contexto supuestamente criminal".

Te puede interesar: Debates. La izquierda institucional en Brasil y los caminos de subordinación al PT de Lula

A mediados de abril, el Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil ratificó la decisión adoptada por uno de sus jueces, que anuló las condenas dictadas en primera instancia contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que recupera así todos sus derechos políticos.

Por su lado, Lula recupera los derechos políticos y puede presentarse a las elecciones en 2022, apareciendo como uno de los últimos garantes del régimen democrático burgués Brasileño. Una trampa para todos los trabajadores porque el PT es el partido que empezó el ajuste en 2016 con Dilma Rousseff y luego dejó pasar el golpe institucional sin luchar.

Las últimas encuestas continúan indicando que Lula le ganaría a Bolsonaro en una eventual segunda vuelta de las elecciones presidenciales de 2022. Su propósito en este escenario es construir “consenso nacional” para derrotar electoralmente a Bolsonaro. Para Lula todo vale: en las últimas semanas lo hemos visto reunirse con José Sarney, Kassab, Fernando Henrique Cardoso y Eduardo Paes, viejos políticos del régimen que fueron protagonistas del golpe institucional a Dilma Rousseff en 2016. Muchos de ellos eran parte de la base del gobierno de Dilma.

Mientras grandes manifestaciones ocupan las calles de ese país contra Jair Bolsonaro por su desastroso manejo de la pandemia y varios ataques a las condiciones de vida y trabajo de las y los brasileños.

Te puede interesar: Brasil elecciones 2022. Lula pone su candidatura al servicio de la unidad con los golpistas






Temas relacionados

Jair Bolsonaro   /   Dilma Rousseff   /   Lula da Silva   /   Brasil   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO