Política Estado Español

MEMORIA HISTÓRICA

La justicia vuelve a dar la espalda a las víctimas del franquismo

El Tribunal Supremo rechaza la demanda de una familia para que el Estado asumiera los 100.000 euros que costó la exhumación e identificación de su familiar asesinado por la dictadura.

Jorge Calderón

Historiador y Profesor de Secundaria, Zaragoza

Miércoles 27 de marzo | 18:31

Que tenemos un régimen político, el del 78, que es heredero de la dictadura franquista, y que esta impuso el modelo de Transición que le dio origen, es algo que vemos diariamente. Gran parte de la clase política, el aparato represivo, las élites económicas de la dictadura mantuvieron su poder tras la muerte de Franco, y hoy en día, son ellos o sus descendientes los que siguen ostentando el poder en el Estado español.

Aparato judicial ligado con el franquismo

En el caso que nos ocupa, el de la Justicia, esto es más evidente, y se ve perfectamente en muchas de las sentencias que dictan. Hace pocos días, conocíamos como el juez que ha intentado paralizar la exhumación de Franco del Valle de los Caídos, por supuestas razones de seguridad, es hijo de José Yusty Pita, uno de los primeros militares que se unió al golpe del 18 de julio del 36.

Las víctimas del franquismo o sus familiares llevan más de 40 años de supuesta democracia, viendo como la justicia española se niega a juzgar nada relacionado con los crímenes de la dictadura. Han tenido que ir a buscar a Argentina, la justicia que se les niega en su país.

La causa que lleva la magistrada María Servini, en un juzgado de Buenos Aires intenta juzgar estos crímenes, pero se topa una y otra vez con la negativa del aparato político y judicial que se niega a extraditar a personajes tan siniestros con el exministro franquista Martín Villa o el torturador Billy “El niño”.

Esta vez es el Tribunal Supremo el que vuelve a ponerse en contra de estas víctimas al rechazar la petición de la familia de Timoteo Mendieta, para que el gobierno estatal, asumiera los 100.000€ que costó en 2017, la búsqueda, exhumación e identificación de sus restos mortales. Este carnicero y sindicalista de la localidad de Sacedón (Guadalajara) fue fusilado en 1939 y arrojado a una fosa común del cementerio de la ciudad de Guadalajara, junto con 47 víctimas más.

Su hija Ascensión, junto con su hermana ya fallecida, iniciaron desde entonces una lucha de más de 80 años, que culminó en julio del 2017, cuando con más de 90 años de edad, pudo darle a los restos identificados de su padre una sepultura digna.

Estos restos, juntos con el de 27 personas más, fueron exhumados, recuperados e identificados gracias, a los técnicos de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH). Todos los gastos de todo este largo proceso, fueron sufragados, como casi siempre, por dicha asociación, gracias, en gran parte, a la donación anual que reciben de un sindicato de electricistas noruego. Como vemos, el dinero que se les niega en el Estado español lo reciben de la solidaridad de unos trabajadores y trabajadoras noruegas.

Las derechas contra la memoria histórica

La derecha española clásica, representada en el PP, es heredera política del franquismo, por lo tanto, siempre ha tenido a la memoria histórica un absoluto desprecio. Este se manifestó claramente con la oposición frontal a la aprobación de la Ley de Memoria de Histórica de Zapatero. Una vez en el poder en 2009, con la “asfixia económica” de la misma al no dotarla con ningún euro en los presupuestos estatales. Ahora, el PP de Casado, todavía más conservador, habla de una Ley de Concordia, que elimine la actual ley, que en la práctica supondría dejar a las víctimas del franquismo sin ningún tipo de recurso ni apoyo institucional.

Las “nuevas” derechas van en la misma línea. Ciudadanos desprecia de igual modo a las víctimas, y dice que hay que “dejar atrás el pasado” y “no remover viejas heridas”. VOX, que como representante de la extrema derecha más ligada y legitimadora de la dictadura, ha llenado sus listas electorales de militares franquistas o miembros de grupos nazis y fascistas. En Andalucía, a través de su representación parlamentaria que sostiene el gobierno de PP-C’s, exige la retirada de toda ayuda pública a las asociaciones de víctimas. Además, sus diputados las llaman “buscadores de huesos” y afirman que ya no que quedan fosas comunes ni personas por desenterrar.

Verdad, justicia y reparación para las víctimas de la dictadura

Como vemos el aparato estatal y las 3 derechas van a hacer todo lo posible para que estas 3 palabras, que resumen las reivindicaciones de las víctimas no se lleven a cabo nunca. Pero no solo son ellas. Otros partidos que se reclaman de izquierdas como el PSOE, cuando han estado en el poder, aprobaron, como Zapatero, una ley totalmente insuficiente e igualitaria de ambos bandos, o como en el caso de Pedro Sánchez han estado 8 meses sin tomar ninguna medida efectiva, quedándose en un “discurso vacío”.

A su izquierda, Unidas Podemos, a pesar de su discurso más radical y cercano a las víctimas, ha sostenido a este mismo gobierno socialista que no ha llevado a cabo ninguna de las medidas prometidas en materia de memoria histórica como: la exhumación de Franco o la retirada de medallas a Billy el Niño.

Está claro que bajo este sistema, bajo este régimen del 78, las demandas de las víctimas del franquismo nunca podrán llevarse a cabo. Por ello es más necesario que nunca, que su reivindicación, su lucha y su recuerdo siga vivo y muy presente.

Para ello elementos con el documental El Silencio de los Otros, ganador del Goya al mejor documental, que recoge la lucha de personas como Ascensión Mendieta o los integrantes de la querella argentina, son imprescindibles que tengan la máxima difusión posible. El mismo se podrá ver el próximo jueves 4 por la noche, en la 2 de TVE.

Como revolucionarios, como hijos, nietos o biznietos de los que murieron o fueron represaliados por el fascismo español, seguiremos luchando por derribar este régimen heredero de la dictadura franquista, para poder dar así, a las víctimas lo que se merecen y se les sigue negando tras más de 80 años.






Temas relacionados

Política Estado Español   /   Guerra civil española   /   Franquismo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO