×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

La represión policial y el desalojo del Gaztexte Maravillas inundan Iruña de solidaridad

El desalojo del Gaztexte Maravillas disfrazado de "inspección técnica" lleva desde el martes instalando en las calles cercanas la represión y el asedio policial al barrio, pero también movilizaciones a favor del espacio autogestionado.

Jorge Remacha

Jueves 10 de enero de 2019
Facebook Twitter

Este martes 8 de enero la Policía Foral Navarra entró al espacio autogestionado Gaztetxe Maravillas en el casco histórico de la capital navarra por orden del Juzgado de Instrucción número 4 de Iruñea. El motivo alegado era "inspeccionar el estado del edificio", sin embargo, desde ese momento comenzaron el desalojo y la inutilización del edificio, sustrayendo materiales, realizando obras y bloqueando con hormigón la puerta.

Desde la Asamblea del Gaztetxe afirman que se trata de un "desalojo encubierto", un procedimiento habitual en la expulsión de la juventud de sus centros autogestionados en los barrios, como hemos podido ver en casos con amplio eco mediático, como los de Can Vies en Barcelona o Kukutza en Bilbao.

La Asamblea del Gaztetxe Maravillas denuncia que “si el objeto de la entrada de la policía en el inmueble okupado era realizar una inspección técnica como se ha dicho, los agentes deberían haberlo abandonado una vez hechas las comprobaciones pero en lugar de ello han tomado el barrio y están vaciando el Gaztetxe”.

Desde ese momento, las movilizaciones convocadas para la tarde del martes y los días posteriores han sido fuertemente reprimidas por la Policía Foral y la Policía Nacional, con cargas, disparos de balas de goma y persecuciones por las calles aledañas al gaztetxe. Son los mismos cuerpos policiales que ya intentaron en agosto de 2018 desalojar el Maravillas y que vienen cargando estos días contra los trabajadores de Huerta de Peralta en huelga indefinida.

Al igual que cientos de jóvenes acudieron a manifestarse contra el cierre del gaztetxe, las asociaciones de vecinos de la zona se han reunido con el Ayuntamiento de la ciudad para pedir el fin del sitio policial a sus calles, que mantiene, no sólo cargas en las manifestaciones, sino también identificaciones, hostigamiento y restricciones para transitar por la calle.

Bares y comercios de la zona amanecieron cerrados con carteles en protesta por la ocupación policial de su barrio y concentraciones en solidaridad ya se han convocado en ciudades como Gijón o Bilbao, junto con comunicados de apoyo llegados desde decenas de ciudades, como desde el longevo gaztetxe de Vitoria-Gasteiz, que sufrió una actuación policial con detenciones y cargas la pasada semana.


Facebook Twitter

Jorge Remacha

Nació en Zaragoza en 1996. Graduado en Historia en la Universidad de Zaragoza. Milita en la Corriente Revolucionaria de Trabajadores y Trabajadoras (CRT) del Estado Español y en la agrupación juvenil Contracorriente.

Ven con Contracorriente y Pan y Rosas en Zaragoza a marchar en el Orgullo LGBTI

Ven con Contracorriente y Pan y Rosas en Zaragoza a marchar en el Orgullo LGBTI

Ni alumnes ni docentes aprueban la Selectividad como prueba segregadora

Ni alumnes ni docentes aprueban la Selectividad como prueba segregadora

La universidad de clases excluye cada vez más a la clase obrera de la formación universitaria

La universidad de clases excluye cada vez más a la clase obrera de la formación universitaria

¿Es posible un sistema educativo que no replique las dinámicas del capitalismo?

¿Es posible un sistema educativo que no replique las dinámicas del capitalismo?

Se cumplen 30 años de la revuelta negra en Los Ángeles que sacudió a EE.UU.

Se cumplen 30 años de la revuelta negra en Los Ángeles que sacudió a EE.UU.

La policía es responsable de tres de cada diez incidentes con periodistas

La policía es responsable de tres de cada diez incidentes con periodistas

Cádiz: la Policía Nacional detiene en el barrio Río San Pedro a trabajadores que participaron de la huelga del metal

Cádiz: la Policía Nacional detiene en el barrio Río San Pedro a trabajadores que participaron de la huelga del metal

Un joven muere tras el impacto de un táser de los Mossos

Un joven muere tras el impacto de un táser de los Mossos