Cultura

LITERATURA

Mario Benedetti: "Chau pesimismo"

Durante esta semana, el 17 de mayo, se conmemoraron los siete años de la muerte de Mario Benedetti . "Tácticas y estrategias" del escritor: su obra y su vida política.

Alicia Mella

Profesora en Letras

Sábado 21 de mayo de 2016 | 11:32

Su nombre completo fue Mario Orlando Hamlet Hardy Brenno Benedetti. Nació en Paso de los Toros, Uruguay, allá por el 14 de septiembre de 1920. Cuando tenía cuatro años se mudó con su familia a Montevideo. Allí llegó hasta el secundario pero tuvo que abandonar el colegio para empezar a trabajar como vendedor de repuestos de autos. Benedetti pasó por varios oficios: periodista, taquígrafo, profesor de literatura, contable, etc.

La obra de Benedetti se podría dividir en dos grandes momentos. La primera etapa se caracteriza por un tono pesimista frente a los problemas sociales, pero demostrando desde ya un compromiso social. En 1945 Mario comienza a escribir en el semanario Marcha hasta que es clausurado en 1974 por la dictadura de Juan María Bordaberry. En 1945 también publica su primer libro de poemas: “La víspera indeleble”. Este período se extiende hasta la publicación de su primera novela “Quién de nosotros”, aunque en “Poemas de oficina” de 1954 todavía hay reminiscencias de esa actitud pesimista. Por aquel entonces Benedetti es leído como un “escritor menor” en relación a grandes contemporáneos suyos, como Cortázar o Rulfo, que hicieron explotar el “boom latinoamericano".

La segunda etapa comenzaría luego de participar del movimiento contra el Tratado Militar con los Estados Unidos, en 1954. En 1960 el autor escribe su libro más famoso: “La Tregua”. En 1974 escribe la obra ensayística “El escritor latinoamericano y la revolución posible”, preguntándose cosas como: “¿Es, por otra parte, inevitable que el escritor políticamente comprometido, se exprese en una literatura misional o en un arte panfletario?”. Él intentó una escritura no panfletaria, sin embargo, la estrategia que defendió fue equivocada para pensar una revolución en Latinoamérica. Ya en los 70’ funda el Movimiento de Independientes 26 de Marzo, junto a otros miembros del Movimiento de Liberación Nacional – Tupamaros. Se trataba de organizaciones guevaristas, que reivindicaban la revolución cubana y la guerrilla, es decir una estrategia que sustituía y subestimaba el poder de la clase obrera concentrada y proponía crear focos de guerrillas. Más tarde estas organizaciones pasan a integrar el Frente Amplio.

Luego del Golpe de Estado en Uruguay, en 1973, Mario Benedetti deja su trabajo en la Universidad y se exilia por diez años, pasando por Argentina, Perú, Cuba y España. El exilio será tema de muchas de sus novelas y poemas de esta época, como “El olvido está lleno de memoria” (1995). A su regreso y a lo largo de los años fue ampliamente premiado y reconocido a nivel internacional.

Más allá de sus “tácticas y estrategias”, Mario Benedetti nos ha dejado el legado de ser un escritor comprometido con la realidad y de no permanecer ajeno a su época. Lejos de los que pregonan “el arte por el arte”, su obra nos sigue interpelando con la fuerza del optimista que alguna vez supo creer que la revolución era posible. Muchos de sus mensajes siguen siendo válidos: “Chau pesimismo”, “Despabílate amor”, “No te salves”.

No te salves, #ArtistasConelFIT






Temas relacionados

Mario Benedetti   /   Dictadura uruguaya   /   Revolución cubana   /   Frente Amplio   /   Ernesto "Che" Guevara   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO