Géneros y Sexualidades

Violencia de género

Miles de mujeres marchan en Australia contra abusos y acoso sexual en el Estado

Ese fue el principal reclamo de las 40 marchas que sea realizaron este lunes en ese país de Oceanía. Las manifestantes reclamaban sobre todo parar el acoso y abuso sexual dentro de las instituciones del Estado. "Suficiente es suficiente" decía una de las pancartas más repetidas.

Lunes 15 de marzo | 23:06

Imagen: EFE/EPA/JAMES ROSS

Ciudades como su capital, Canberra, Sidney, Tasmania, Brisbane y otras, en total 40, fueron los escenarios donde miles y miles de australianas salieron a las calles para manifestarse contra la violencia de género, pero sobre todo para repudiar y exigir que se investigue y que se termine con los abusos perpetrados por miembros de la casta política de ese país.

Australia es una monarquía constitucional federal parlamentaria (miembro de la "Commonwealth australiana", llamada así porque los 6 estados que la integran, fueron anteriormente colonias británicas). Precisamente una de las instituciones cuestionadas es el parlamento, sobre varios de sus miembros pesan denuncia de acoso sexual y el Gobierno del primer Ministro Scott Morrison no hizo nada, así como también acusaciones sobre violación por parte de un funcionario del Ministerio de Industria, por la indignación de la población por este último caso, echaron al funcionario y con eso el gobierno liberal de Scott, intentó aplacar los ánimos.

También uno de los legisladores del Partido Laborista, ahora en la oposición, está acusado de abuso sexual y fue a principios de este mes que salió a la luz una denuncia del mismo tenor contra el fiscal general y uno de los principales asesores jurídicos del Gobierno, Christian Porter.

Si bien en la movilización hubo ex funcionarias del mismo gobierno, que también declararon ser víctimas de abuso sexual, pero que intentan encuadrar todo por la exclusiva vía jurídica, las manifestantes llevaron un petitorio con 70 mil firmas que exigen que se investigue a los responsables y que el Estado debe ser el responsable de preservar a las mujeres de los abusos y acosos sexuales y no encubrirlos.

El primer Ministro se negó a recibir ese petitorio en forma pública, mientras les ofreció una reunión a puertas cerradas, con algunas organizadoras de la marcha. "Ya hemos llegado a la puerta principal, ahora le toca al Gobierno cruzar el umbral y venir a nosotros. No nos reuniremos a puerta cerrada", tuiteó la organizadora de la marcha, Janine Hendry.

En esa red social la marcha se convocó bajo el lema #MarchForJustice.






Temas relacionados

Colonia   /   Partido Laborista   /   Gran Bretaña   /   Australia   /   Géneros y Sexualidades   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO