Deportes

BOXEO E HISTORIA

Murió Cassius Clay, el glorioso Muhammad Ali

El excampeón mundial falleció este sábado en un hospital de Phoenix, Estados Unidos. Su pelea más larga fue contra el Parkinson. A los 74 años se fue un ícono del antimperialismo interno del país del norte.

Sábado 4 de junio de 2016 | 09:54

El estadounidense Muhammad Ali, uno de los deportistas más notables de la historia, falleció hoy a los 74 años, en un hospital de la ciudad de Phoenix, Arizona. Fue por problemas respiratorios, lo anunció su familia en un comunicado oficial.

Nacido en Louisville, Kentucky, el 17 de enero de 1942, bajo el nombre de Cassius Marcellus Clay que luego mutó por el de Muhammad Ali, había ingresado durante esta semana al hospital, a raíz de inconvenientes respiratorios derivados del Mal de Parkinson que lo afectaba desde hace tres décadas.

Para leer sobre Alí

A 40 años de la obra maestra de Muhammad Alí

Muhammad Ali, 73 años del mejor boxeador de todos los tiempos

Mohamed Ali se enfrenta a un porteño jetón

Historia intensa

Alí trascendió el mundo del boxeo y del deporte en general, con una personalidad carismática que lo distinguió por sobre el resto. Su visión política y social colaboró enormemente para que se lo considerara un “comprometido” con la realidad de los pueblos, algo extraño en la industria del deporte, sobre todo en la industria imperialista de los espectáculos deportivos.

Sus peleas para la historia contra Sonny Liston, George Foreman y Joe Frazier (incluyendo su enfrentamiento con el argentino Ringo Bonavena) lo transformaron en un ícono del deporte mundial.

Pero su marca mundial sería complementada con el aporte al antimperialismo de parte del boxeador, que empalmó en las décadas del 60 y 70 con el sentimiento de un amplio sector de la población estadounidense.

En 1967 Ali fue llevado a juicio por negarse a ser reclutado de forma obligatoria para ir a pelear por Estados Unidos en Vietnam. La justicia estadounidense lo declaró culpable y fue sentenciado a cinco años de prisión y diez mil dólares de multa.

Aunque fue liberado bajo fianza, le confiscaron el pasaporte y no le permitieron boxear oficialmente ni salir del país por tres años y medio.

Tras una larga pelea su caso fue llevado a la Corte Suprema, que admitió el caso en abril de 1971.

El 28 de junio de ese año el fallo de la Corte fue a su favor. Fue en el momento en que su popularidad había crecido de manera inversamente proporcional al apoyo de la sociedad yanqui a la guerra en Vietnam.

En 1984 se le diagnosticó que padecía Parkinson, una enfermedad degenerativa del sistema nervioso. Aún perdura en el recuerdo masivo su presencia estelar en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996, encendiendo la antorcha olímpica.

Muhammad Ali versus George Foreman, 30-10-1974






Temas relacionados

Guerra de Vietnam   /   Muhammad Alí   /   Boxeo   /   Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO