×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

No quiero sacar a pasear a la policía, perdonen las molestias

Se ha generado una polémica, entre otras muchas, porque en el World Pride madrileño, van a desfilar policías uniformados bajo la bandera del arco iris.

Eduardo Nabal

Jueves 22 de junio de 2017
Facebook Twitter

La LGTBIpol que desfilará en el World Pride de Madrid. Foto: Carmen Castellón

Incluso algunos activistas de izquierdas han llegado a decirme “hay que educar a la policía”, “hay de todo”, etc. En el año en el que se han absuelto a los Mossos de Esquadra que asesinaron a patadas a Juan Andrez Benítez, un empresario gay del Gaixample nada sospechoso de radicalismo, en el que las okupas de Madrid se han enfrentado casi más que nunca a las llamadas fuerzas de seguridad, en el que se ha aprobado la Ley Mordaza, en el que la transexual Casandra ha visto destrozado su futuro por efectos de esta última, en el que la policía rusa ha asesinado a nuestro colectivo en las calles…; lo siento pero pasear al lado de la policía no es mi lucha ni lo será nunca.

Si alguien quiere educar a la policía que lo hagan ellos, pero no es mi labor ni creo que deba ser prioritario de un movimiento que surgió de la rabia de trans latinas y negras que malvivían en las calles de EEUU contra el acoso policial, ese acoso policial que siguen sufriendo las prostitutas del Raval o los manteros de muchos barrios del Estado.

Esas travestis racializadas protagonizaron las revueltas de Stonewall contra esos empresarios de locales clandestinos que controlaba la policía, esos que hoy se lucran o pretenden lucirse en el World Pride madrileño.

No hay nada de fetichismo subversivo en sus uniformes, nada que ver con la imaginería leather y su poder subversivo o paródico. Es el epitome del asimilacionismo denunciado desde plataformas como el Orgullo Crítico.

La policía de nuevo al servicio de los empresarios que no quieren “locas” molestas ni lemas subversivos. La historia se repite, de otra forma. Por eso me sigue pareciendo un retroceso bestial y no un avance que la policía se ponga la medalla del arco iris y acuda a ninguna marcha LGTB, por muy despolitizada que se encuentre ya ésta.


Facebook Twitter

Eduardo Nabal

Nació en Burgos en 1970. Estudió Biblioteconomía y Documentación en la Universidad de Salamanca. Cinéfilo, periodista y escritor freelance. Es autor de un capítulo sobre el new queer cinema incluido en la recopilación de ensayos “Teoría queer” (Editorial Egales, 2005). Es colaborador de Izquierda Diario.

Seguir en Twitter

[Dossier] Debates sobre feminismo y marxismo

[Dossier] Debates sobre feminismo y marxismo

Se aprueba el matrimonio igualitario en Cuba, pero ¿qué más sucede con el Código de Familia?

Se aprueba el matrimonio igualitario en Cuba, pero ¿qué más sucede con el Código de Familia?

A este ritmo, se necesitarían 132 años para cerrar la brecha mundial entre los géneros

A este ritmo, se necesitarían 132 años para cerrar la brecha mundial entre los géneros

La despolitización del orgullo pone a los opresores en primera fila

La despolitización del orgullo pone a los opresores en primera fila

El próximo curso en Madrid: sacrificar docentes para saciar a las privadas

El próximo curso en Madrid: sacrificar docentes para saciar a las privadas

¿Por qué Marx tenía razón?

¿Por qué Marx tenía razón?

¿Por qué Trotsky?: De la revolución Permanente a la fundación de la Cuarta Internacional

¿Por qué Trotsky?: De la revolución Permanente a la fundación de la Cuarta Internacional

La plantilla del 010 en Madrid se rebela contra la vulneración de sus derechos laborales

La plantilla del 010 en Madrid se rebela contra la vulneración de sus derechos laborales