×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

Personal médico convoca huelga contra la temporalidad en Madrid

El personal interino y facultativo de hospitales de Madrid irá a la huelga el 9 de mayo porque no pueden acogerse a la Ley Iceta de estabilización del empleo público.

Víctor Stanzyk

Lunes 25 de abril
Facebook Twitter

El Plan de Estabilización de Empleo se propuso en diciembre de 2021. Desde entonces, son muchas las engañifas de trilero que el Gobierno progresista para hacer que la reducción de la temporalidad salga a mayor coste de la clase trabajadora. Su multiplicación de acceso, las condiciones que nadie puede cumplir y la descentralización para limpiarse las manos con los gobiernos autonómicos, son algunos de aspecto que se traduce en mayor precariedad, falta de oportunidades y desprecio por quienes llevan empalmando decenas de contratos en el mismo puesto de trabajo.

En Madrid, además, estas consecuencias se recrudecen con las medidas neoliberales de Ayuso. El sector sanitario de Madrid sufre un asedio constante. Unas veces en forma de privatización, como una parte del hsp. Niño Jesús o la limpieza del Gregorio Marañón durante la pandemia, que sólo consiguieron frenarla organizándose y convocando huelgas y movilizaciones. A veces en forma de amenaza, como hacía Ayuso a los médicos temporales que no querían asistir al Zendal, una treta para marcarse un triunfo al tiempo que desabastecía de médicos otros hospitales. A veces en forma de recortes, como los de la sanidad primaria, cuyos centros todavía no están abiertos, siguen saturados y no toleran cubrir las bajas hasta que un 25% de la plantilla está indispuesta.

Quizá alguno de los que insultaban a los sanitarios cuando en la pandemia hacían paros y exigían condiciones laborales y sanitarias mínimas, quizá alguien me diga que no se corresponde con las cifras de presupuesto. En 2021 se aumentó el presupuesto sanitario en varios cientos de millones. Cierto, el problema es que el 49.4% del presupuesto público destinado a Sanidad en la Comunidad de Madrid va a parar a la empresa privada. Es decir, que las empresas se embolsan casi la mitad del presupuesto destinado a una sanidad pública cada vez más asfixiada, sobre todo en los últimos tiempos.

Respecto a la temporalidad, más del 50% de los médicos especialistas del SERMAS son temporales. Muchos de estos trabajadores, por sus condiciones, no pueden acogerse a la Ley Iceta para estabilizar el empleo que llevan años cumpliendo, siendo despedidos y contratados contantemente. Si tenemos en cuenta que, según estudios, cuanto más tiempo se es interino menos posibilidad se tiene de obtener plaza, el resultado es que muchos facultativos llevan años en un trabajo precario e inestable y, a la hora de la verdad, serán rebasados y apartados por no poder hacer su puesto fijo.

Ayuso, al igual que hiciera en otros sectores, publicó una Oferta Pública de Empleo irreal y que busca, más que fomentar la fijeza (hablamos de Ayuso) purgar al sector. Es inviable que temporales con una antigüedad de 20 años compatibilicen su vida laboral y familiar con un examen de 150 preguntas (de múltiples especialidades) y una fase concurso donde los baremos no son equitativos. Es inadmisible que un trabajador que lleva años trabajando en una rama de la medicina se vea forzado a jugarse el empleo en un examen de una especialidad que no es la que ha realizado de forma permanente durante años. Dado el reducido número de plazas y la falta de planificación para cubrirlas, las oposiciones pueden suponer un golpe mortal a la calidad de la sanidad pública, así como un duro ataque contra los trabajadores.

Según Esther Rubio, integrante de Médicos No Fijos de Madrid, un grupo organizado a la luz de esta convocatoria: «Esto puede ser un desastre a nivel de organización de servicios. Más del 50% de los médicos que están se podrían ir en una OPE. Si tú tienes un equipo formado por once nefrólogos y solo tres tienen plaza fija, si te traen a ocho nuevos que solo saben hacer ecografías estás desestructurando los servicios».

Organizado en asambleas, habían pedido explicaciones a la administración y presentado hasta 600 denuncias. Sin embargo, la administración los ignoró, para sorpresa de nadie. De ahí que decidieran convocar la huelga del 9 de mayo con el respaldo del sindicato médico AMYTS. Una huelga que ha sido respaldada por otros trabajadores de la sanidad, quienes también emitieron comunicados y recogida de firmas contra las oposiciones. La reivindicación principal: que se cumpla el concurso de méritos marcados por la Ley Iceta.

Y aun con todo, hay que añadir, que esta exigencia constituye una petición mínima. La Ley Iceta no estabiliza el empleo, sólo lo reestructura en peores condiciones, purgando bajo la excusa de la fijeza a muchos trabajadores temporales. A su vez, crea un efecto demoledor entre la plantilla: las vías de nueva incorporación hacen centrar la disputa entre aquellos que aspiran al puesto y los temporales que quieren la fijeza, cuando, realmente, aunque se hiciera fijo a todos los temporales, la carga de trabajo seguiría siendo excesiva.

Las guerras entre interinos y opositores es un espectáculo para quienes lanzan migajas al aire, con el fin de que nos olvidemos de que los auténticos enemigos son los que recortan, fomentan la falta de personal y privatizan la sanidad. Esas migajas que el PSOE y UP nos ofrecen y que Ayuso reparte no pueden hacernos perder de vista que, la solución no nos la darán ellos y que sólo la organización y la lucha son el camino que permitirá una salida justa para los trabajadores sanitarios, así como para la calidad y vitalidad del sistema sanitario madrileño.


Facebook Twitter
Luchas obreras frente a la inflación en los años 80

Luchas obreras frente a la inflación en los años 80

394 muertes laborales en el primer semestre de 2022: 60 más que el año pasado

394 muertes laborales en el primer semestre de 2022: 60 más que el año pasado

Se inicia la mayor huelga de la historia de Ryanair con la patronal y el Gobierno enfrente

Se inicia la mayor huelga de la historia de Ryanair con la patronal y el Gobierno enfrente

Represión en Tubacex: la fiscalía pide más de 4 años de prisión para tres trabajadores

Represión en Tubacex: la fiscalía pide más de 4 años de prisión para tres trabajadores

Reino Unido ofrecerá más ampliamente la vacuna contra la viruela del mono a personas homosexuales

Reino Unido ofrecerá más ampliamente la vacuna contra la viruela del mono a personas homosexuales

Ayuso concedió el 68% de las licitaciones durante la pandemia a "lobbies" sanitarios

Ayuso concedió el 68% de las licitaciones durante la pandemia a "lobbies" sanitarios

Bélgica: cuarentena obligatoria por viruela del mono

Bélgica: cuarentena obligatoria por viruela del mono

Personal médico convoca huelga contra la temporalidad en Madrid

Personal médico convoca huelga contra la temporalidad en Madrid