Sociedad

VIDEOJUEGOS

¿Pokémon Go vinculado con la CIA?

Miércoles 27 de julio de 2016

Pokémon Go, el juego que moviliza a millones en el mundo transgrediendo los límites de un simple gráfico a realidad aumentada comenzó a proyectarse en Niantic, perteneciente a John Hanke, un estadounidense que años antes había lanzado “Meridian 59”, el primer videojuego en utilizar gráficos 3D.

Hanke es nada más y nada menos que el creador de “Earth” proyecto adquirido por Google en 2005, empresa que Julian Assange, fundador de WikiLeaks asocia a los servicios de inteligencia de los Estados Unidos.

Lo revelador de Pokémon Go y que pone en vilo a los gobiernos de diferentes países del Planeta es que este producto añade la ubicación GPS de los jugadores y almacena las fotografías que los jugadores toman a la hora de cazar un Pokémon.

La pregunta que muchos hacen es: ¿Quién es John Hanke? Este hombre de 49 años colaboró durante más de una década para Google. Pero su experiencia anterior provenía de su empresa “Keyhole”, especializada en cartografía digital e imágenes de satélites en los que luego se basó “Google Earth” y “Google Maps”.

Si nos remontamos unos años antes nos encontramos con un John Hanke que trabajó para el Departamento de Estado de los Estados Unidos. Pero volvamos a Niantic. Ésta empresa fue fundada como una startup interna de Google, gigante tecnológico vinculado a la CIA y la NSA (Agencia de Seguridad Nacional), por John Hanke en 2010. Por ese entonces, Hanke recibía fondos económicos de In-Q-Tel, organización especializada en sistemas de reconocimiento militar. Todos los programas y sistemas desarrollados por In-Q-Tel benefician a los servicios de inteligencia norteamericanos y colaboran para predecir la localización y el nivel de violencia de las protestas.

Es por su rasgo distintivo y llamativo de basarse en geolocalización que líderes de todo el mundo están alertando a sus países en materia de seguridad nacional. El juego que logra que los usuarios se ejerciten, obliga a los jugadores a transitar por lugares donde no tendrían razón aparente de estar y “apuntar sus cámaras hacia edificios y sitios históricos”, como asegura el periódico argentino La Nación.

En Rusia el Secretario de Prensa del Kremlin solicitó a los usuarios evitar visitar la sede de gobierno a la caza de pokemones. Kuwait hizo lo propio prohibiendo el uso de Pokémon Go en edificios del gobierno y previno sobre el riesgo de que los jugadores expongan sus datos personales.

El caso más riesgoso a la hora de exponer la vida de los jugadores se manifestó en Bosnia, donde el gobierno advirtió a los jugadores sobre el peligro de perseguir pokemones en territorio donde aún quedan minas y explosivos de 1990.






Temas relacionados

Pokémon Go   /   CIA   /   Julian Assange   /   Google   /   Ciencia y Tecnología   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO