Internacional

GRECIA // ESTADO ESPAÑOL

Rajoy, el “mejor alumno” de la Troika, contra el pueblo griego

Durante la reunión del Eurogrupo, el presidente español, Mariano Rajoy, fue el mejor escudero de Alemania en su “apriete” para que el gobierno griego acepte todas las imposiciones de la Troika. Rajoy viene siendo el “mejor alumno” de la Troika y teme que el “efecto Grecia” se transforme en una mayor crisis para su gobierno y el bipartidismo español.

Josefina L. Martínez

@josefinamar14

Sábado 14 de febrero de 2015

Fotografía: EFE / Horst Wagner

“A España tampoco nos sobra el dinero”, lanzó Rajoy, en alusión a la deuda de Grecia.

“Debo ser prudente, pero en este momento, Grecia no tiene quien le preste y solo es la UE la que está prestando dinero a Grecia. Estamos hablando de más de 200.000 millones de euros. España ha aportado 26.000 millones de euros”, sostuvo el presidente español.

“Quien tiene el apoyo y la solidaridad debe cumplir los compromisos que lógicamente asumió en su momento. A partir de ahí, todos intentaremos ser constructivos, pero claro, Europa y el mundo se construye sobre la base de que todo el mundo cumple sus compromisos”, sentenció.

El ministro de relaciones exteriores español, José Manuel García-Margallo, llegó a defender el dislate de que por haberle prestado dinero a Grecia no se pudieron subir las pensiones y las prestaciones por desempleo. Vaya hipocresía por parte de los campeones del ajuste y la austeridad sobre los trabajadores y sectores populares del Estado español.

“Rajoy estaba un poco nervioso durante la cumbre, especialmente en lo que afecta a Grecia”, dijo Tsipras en la conferencia de prensa posterior a la cumbre.

El primer ministro griego evitó confrontar directamente con Alemania, y eligió como blanco al desprestigiado Rajoy, quien se mostró como el mejor defensor de los planes de la Troika.

El Estado español atraviesa una crisis económica, política y social que mira a Grecia como en un espejo del futuro. El hundimiento del bipartidismo PP-PSOE, aunque es más lento que lo que fue en Grecia, se viene acelerando a saltos.

Frente a un año 2015 cargado de citas electorales (autonómicas en Andalucía en marzo, municipales y autonómicas en mayo, autonómicas en Cataluña en septiembre y generales a fin de año), el temor de Rajoy es que el “efecto Grecia”, profundice la caída del PP, el ascenso de Podemos y la crisis del bipartidismo.
El argumento de Rajoy de que “España le prestó a Grecia 26000 millones de euros” y ahora “exige que cumpla sus compromisos” es completamente falso y es necesario desmontarlo.

Entre el año 2010 y 2011 el Estado español le prestó a Grecia 6.600 millones de euros como parte del primer rescate, pero los 19.600 millones de euros restantes no fueron un “préstamo” español. El gobierno español, en acuerdo con el BCE y el FMI, se comprometió a salir como “aval”, como “garantía” de una parte del plan de rescate de la Troika. El objetivo de este fue que Grecia siguiese endeudándose y contara con liquidez para seguir pagando a los acreedores, los bancos, entidades financieras y las instituciones europeas.

Por lo tanto, los trabajadores y el pueblo griego no le deben nada al Estado español ni a Mariano Rajoy. Los trabajadores del Estado español, de Grecia, Portugal, Italia y toda Europa, no le deben nada a la Troika, los bancos, ni sus gobiernos. No recibieron ni “apoyo” ni “solidaridad” de su parte. Sólo tuvieron ajustes, despidos, paro masivo y recortes en salud y educación. No fueron los trabajadores y los pueblos los que se endeudaron, sino los gobiernos imperialistas europeos.

La posición de Syriza en Grecia y Podemos en el Estado español sobre la cuestión de la deuda se fue moderando notoriamente. Ya no hablan de “quita”, sino de reestructuración, insistiendo en que no tomarán ninguna medida unilateral y respetaran la negociación con los líderes europeos. Una concesión que suaviza el enfrentamiento con la UE y los acreedores y que contradice las expectativas de millones de terminar con la austeridad, con el paro y la miseria social.

Las movilizaciones de este domingo, en Grecia y varias ciudades europeas, pueden ser un primer paso para retomar la movilización y el internacionalismo activo, planteando que “no debemos, no pagamos”, junto a un programa para que la crisis la paguen los capitalistas que son quienes la generaron.






Temas relacionados

Referendum en Grecia   /   Mariano Rajoy   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO