Internacional

ESTADOS UNIDOS

Renuncia el equipo de gestión del Departamento de Estado tras la asunción de Trump

La dimisión de los altos funcionarios, junto con la retirada el viernes pasado de otros dos diplomáticos encargados de la administración de la agencia, dejo casi sin equipo de gestión al Departamento, lo que complica la situación para el empresario Rex Tillerson, el nominado por Trump para titular de Exteriores.

Gloria Grinberg

@GloriaGrinberg

Jueves 26 de enero de 2017 | 18:32

Foto: EFE - El secretario de Estado electo, Rex Tillerson, asiste a la "Chairman’s Global Dinner"

"Esta es la mayor fuga simultánea de personal institucional que nadie pueda recordar", dijo David Wade, el jefe de gabinete del anterior secretario de Estado, John Kerry, entre 2013 y 2015.

El cargo más importante entre los que renunciaron fue el subsecretario de Estado de EE.UU. para gestión, Patrick Kennedy, con nueve años en el cargo y que, según tres fuentes diplomáticas anónimas (dijo el diario Washinton Post), pensaba mantener su lugar bajo la Administración de Trump.

Además de Kennedy, dimitieron la secretaria adjunta de Estado para asuntos consulares, Michele Bond; la secretaria adjunta de Estado para administración, Joyce Anne Barr, y el director de la oficina de misiones extranjeras, el embajador Gentry O. Smith. Todos ellos son diplomáticos de carrera que se habían mantenido en el Departamento de Estado bajo Administraciones republicanas y demócratas, y que, según el diario Washington Post, serán difíciles de reemplazar, por su experiencia y conocimiento sobre cómo funciona la maquinaria administrativa de la agencia encargada de la diplomacia.

Las renuncias se llevaron a cabo cuando Tillerson se participaba en reuniones en la cancillería. Según Associated Press ninguno de los funcionarios dijo de forma explícita que su dimisión fue producto de la llegada a la Casa Blanca del magnate Donald Trump, sin embargo, numerosos diplomáticos expresaron su preocupación por ser parte de su administración, luego de que el presidente declare sus posiciones en varios asuntos de política exterior.

Desde que Trump asumió el poder, las órdenes ejecutivas que ha firmado y sus anuncios siguen provocando controversias, a la vez que una heterogénea oposición sigue creciendo, por la construcción de un muro a lo largo de la frontera mexicana –medida que llevó al presidente de México a cancelar una visita a DC , la aprobación de una prohibición temporal de visas para siete personas de origen musulmán, y retiró a Estados Unidos del acuerdo comercial de la Asociación Transpacífico (TPP)

El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo el jueves que la administración saliente en coordinación con el recién llegado había pedido "a todos los oficiales políticamente nombrados que presenten cartas de renuncia" como es la práctica habitual.

Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado Mark Toner, dijo: "De los oficiales cuya renuncia fue aceptada, algunos continuarán en el Foreign Service (servicio exterior) en otros cargos y otros se retirarán por elección o porque han excedido los límites de tiempo de su grado en servicio".
Se espera que el pleno del Senado confirme pronto como secretario de Estado a Tillerson, un exjefe de la petrolera ExxonMobil que ya ha recibido el apoyo del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta.

Tillerson, sin experiencia en el sector público, genera preocupaciones entre algunos senadores por su larga relación personal con el presidente ruso Vladímir Putin, y los posibles conflictos de interés que puedan derivar por haber estado a cargo de una petrolera con negocios en todo el mundo. Sin embargo, es probable que su cargo se confirme sin problemas, ya que solo necesitaría un mínimo de 50 votos para llegar y los republicanos controlan 52 de los 100 asientos en el Senado de los Estados Unidos






Temas relacionados

Donald Trump   /   Gabinete    /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO