Post Debate

Repartidor responde a Espert: "No queremos que las empresas hagan lo que quieran con nosotros"

Este miércoles, en el debate en TN, Nicolás Del Caño cruzó fuerte a Espert preguntando si avala la precarización a los trabajadores de Rappi y Pedidos Ya. “Por mí que las empresas hagan lo que quieran con los empleados”, dijo. Recogimos, para esta nota, comentarios de trabajadores que le contestan.

Jueves 21 de octubre | 17:51

Que Espert y Milei defienden “la libertad” de las grandes empresas, no es noticia. Pero nunca quedó más claro que en el debate de ayer. Además de defender a los empresarios que evaden impuestos y se llevan la plata afuera, José Luis Espert, se sinceró hablando de las apps: “Por mí que las empresas hagan lo que quieran con sus empleados”. La frase cayó como una bomba entre los trabajadores que pasan horas arriba de la bicicleta o la moto, por 2 pesos, arriesgando sus vidas.

Iván, trabajador de Rappi y parte de la Red de Precarizados le respondió a Espert en un video, diciendo lo que se tenía que decir, y se dijo:

“Del Caño nos apoya”, “La izquierda es el único partido que habla de nosotros”, “Se ve que Espert nunca laburó de delivery” eran los comentarios que se leían en los grupos de whatsapp donde se ayudan entre ellos, porque la empresa ni oficina tiene a donde poder reclamar.

Cada mes que pasa aparece una noticia de una repartidor o repartidora que pierde la vida o queda muy herido, por culpa de la precarización de estas empresas. No les importa la vida de los trabajadores, solo quieren que llegue bien el pedido para poder cobrar la comisión (y muchas veces llevarse también la propina). Cuando no les alcanza con eso, buscan la forma de pagar menos, como ahora que sacaron las comisiones, algo parecido a un bono, que se cobraba en Rappi. Esto fue la gota que rebalsó el vaso para muchos, y comenzaron a organizarse para hacerse escuchar el día 08/11 en el Obelisco y el 3/11 en el marco del Paro Internacional de Repartidores para ponerle un freno a las empresas que defiende Espert y también el gobierno nacional, que desde el ministerio de trabajo avala el fraude laboral bajo la figura del monotributo. Tratan a los repartidores de colaboradores, cuando son en realidad trabajadores sin derechos.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO