Mundo Obrero Estado Español

GOBIERNO "PROGRESISTA"

Salario Mínimo: una subida simbólica para tapar una bajada real

Una subida de un 1,6% con una inflación interanual del 3,3%. El SMI no sube 15 euros sino que pierde 16 de poder adquisitivo.

Jueves 16 de septiembre | 10:40

El ministerio de Trabajo, con Yolanda Díaz de Unidas Podemos a la cabeza, ha alcanzado un principio de acuerdo con la UGT para la subida de 15 euros el Salario Mínimo Interprofesional. No sería una subida para todo 2021, sino que empezaría a aplicarse en las nóminas de septiembre. CCOO todavía no se ha sumado formalmente al acuerdo a la espera de que se concreten las subidas de 2022 y 2023. Por su parte la patronal, a pesar de lo mínimo de la medida, se mantiene en su defensa de la congelación de los salarios más bajos.

La medida es vendida por el llamado gobierno “progresista” como un gran logro de su política de “no dejar a nadie atrás”. Pero, además de lo ridículo de la cuantía, lo cierto es que este incremento se esfuma antes ya de aplicarse. Solo con el aumento de la factura de la luz, un 35% más cara que hace un año, esos 15 euros desaparecen.

Pero si tomamos otros índices como el IPC lo que tenemos es una bajada real de las retribuciones de los asalariados y asalariadas peor pagados. El SMI sube un 1,6% frente a la subida del 3,3% de los precios en general. A comienzos de octubre, quienes reciban en su nómina esos 965 euros de los que presumirán Sánchez, Días, Álvarez y muy probablemente Sordo, serán 16 euros más pobres que hace un año.

Esto sin contar que un índice como el IPC está muy lejos de reflejar la subida real del precio de la vida. La cesta de la compra se ha encarecido en estos 12 meses un 6,6% de media y los combustibles casi un 20%, con productos básicos como el aceite de oliva que han aumentado su precio en un 20%.

Mientras ya comienzan a transferirse los miles de millones de euros de los Fondos Europeos a las grandes empresas del IBEX35 – los 9 mil primeros ya han llegado, de un total de 72 mil en ayudas directas – el millón y medio de trabajadoras y trabajadores que cobran el SMI ven como sus ingresos siguen devaluándose con la venia de la burocracia sindical y la ministra de IU y el PCE.

Que el gobierno mal llamado “progresista” tiene nada que ver con la defensa de las y los trabajadores queda cada vez más palpable. Que las direcciones burocráticas de CCOO y UGT son sus fieles lacayos también. Lo vemos con el SMI y con su pasividad ante la subida del precio de la luz o las negativas a derogar las reformas laborales.

Es urgente que desde la izquierda sindical y las organizaciones de la izquierda social y política independientes de los partidos en Moncloa, denunciemos estos acuerdos de la vergüenza y, a la vez que exigimos el fin de esta política de pactos de miseria y un plan de lucha a los grandes sindicatos, avancemos en organizar en los centros de trabajo asambleas y movilizaciones por toda la agenda obrera que sigue pendiente, empezando por derogar todas las reformas laborales, un SMI a los 1500 euros y avanzar hacia una jornada laboral de 6 horas sin reducción salarial para generar los millones de empleo destruidos en esta crisis.






Temas relacionados

Salario Mínimo Interprofesional   /   Gobierno de coalición PSOE-UP   /   Unidas Podemos   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Política Estado Español   /   PCE   /   CCOO   /   UGT   /   Burocracia sindical   /   Izquierda Unida   /   Podemos   /   PSOE

Comentarios

DEJAR COMENTARIO