Política Estado Español

PENSIONES

Se filtra el documento del gobierno en el que se propone la rebaja del 6,3% de las pensiones

Jueves 21 de enero | 15:40

Esta semana ha estado marcada por las tensiones en el interior del gobierno alrededor de las futura reforma de las pensiones. Pablo Iglesias presumía de que la referencia al aumento exacto del cómputo para calcular las futuras rpestaciones hubiese salido de los documentos enviados a la UE para acceder a los Fondos de Reconstrucción. El ministro de Seguridad Social, Jose Luis Escrivá, salía este mismo miércoles en Onda Cero negando que el objetivo de la reforma que se avecina sea el de rebajar las jubilaciones.

Sin embargo El País hacia público este jueves un informe ministerial del gobierno, elaborado por el mismo Escrivá, en el que sí se hace mención explícita a su intención de cambiar dicho cómputo de 25 a 35 años, para de esta manera lograr una rebaja media de un 6,3%.El documento reconoce que el objetivo es profundizar la reforma de 2011 que elevó la edad de jubilación a los 67 años.

El ministro y el resto del gobierno vienen negando categóricamente la existencia de dicho plan, pero el informe delata el verdadero programa a medio plazo del gobierno “más progresista de la historia”, que como ya hicieran Zapatero y Rajoy, quiere seguir atacando una de las más importantes conquistas de la clase trabajadora.

Esta reforma forma parte de las condiciones marcadas por la Unión Europea -siguiendo a su vez el programa de las grandes firmas de las finanzas españolas y europeas ávidas de entrar a hacer negocio con los fondos de pensiones privados- para el acceso a los fondos europeos que se comenzarán a recibir en el actual ejercicio presupuestario.

Si bien en el documento enviado finalmente a Bruselas no se especifica finalmente este cambio concreto en el cálculo de las pensiones, pero sí se mantiene la misma lógica austericida.

Iglesias ha declarado en los últimos días que no aceptarían y votarían en contra de cualquier reforma en esta dirección. Sin embargo, no sería el primer, y probablemente tampoco el último, punto en el que se termina aceptando este sapo en nombre de conservar el gobierno “progresista”.

Estamos de nuevo ante una muestra de discrepancias públicas perfectamente calculadas, como una manera de poder conservar cierta identidad política por parte de un Unidas Podemos.

Se intentará disputar el relato de quien es el responsable de dicho a ataque a los pensionistas, cuando el el conjunto del Ejecutivo el que viene actuando como una sola unidad en la aplicación de un programa clásico del social-liberalismo “progre” al que nos tiene acostumbrados el PSOE.

Unidas Podemos por su parte no ha cuestionado las modificaciones normativas que prepara Escrivà que suponen un avance en la privatización del sistema de pensiones, ni tampoco la permanencia del artículo 135 que sigue priorizando por delante de las pensiones el pago de la deuda.

Los documentos publicados por el Pais muestran como las intenciones del gobierno es emprender una reforma dura de las pensiones tarde o temprano. El triunfalismo de Iglesias y Unidas Podemos no lo pueden tapar.

También desde la patronal española han mostrado su posición respecto a esta cuestión. El círculos de empresarios instaba este mismo jueves a que el gobierno aumentase el cómputo de años para calcular las pensiones.

Es debido a esto que solo podremos frenar la degradación de nuestras jubilaciones a través de la movilización y la lucha de clases. La acción de Unidas Podemos y sus ministros, así como la burocracia sindical que sigue mirando para otro lado o convocando movilizaciones simbólicas, solo sirve para desarmar a la clase obrera frente a un gobierno que obedece los dictados de Bruselas y el Ibex 35.






Temas relacionados

Gobierno de coalición PSOE-UP   /   Unidas Podemos   /   Pensiones   /   Política Estado Español   /   Podemos   /   PSOE

Comentarios

DEJAR COMENTARIO