Mundo Obrero Estado Español

REPRESIÓN SINDICAL

Sindicalista de la CGT y miembro del comité de huelga despedido en Marktel

Tras Las jornadas de huelga que se llevan haciendo todos los lunes y la denuncia del convenio colectivo por parte de los trabajadores llega la represión sindical en la empresa del Marqués de Vivanco.

Jueves 22 de abril | 14:58

Imagen Carlos Azagra @cazagra

Van dos meses desde que trabajadores y trabajadoras de la empresa del sector del telemarketing Marktel crearon en Madrid la sección sindical de CGT. Los paros convocados todos los lunes en cada turno en la empresa no han sentado muy bien a la dirección de la empresa, que ha respondido con represión y sobremonitorización de los y las trabajadoras que se han puesto al frente de esta lucha.

La empresa, propiedad del marqués de Vivanco es particularmente famosa en el sector por ser una empresa pirata y la única que no se rige por el convenio de sector, sino que gracias a las reforma laboral del PP en 2012 y al despido o expulsión de 15 trabajadores del comité de empresa elegidos en las últimas elecciones sindicales en 2009, consiguieron implantar un convenio de empresa lesivo.

El pasado mes de marzo, el sindicato CGT, con el apoyo de UGT y CCOO, consiguió denunciar el convenio propio ya que este había caducado en 2018. Al pasar más de un año desde la finalización del convenio y por haber sido rechazado hasta en tres ocasiones el nuevo convenio que quiso implantar, existe base legal para exigir que a los y las trabajadoras de Marktel les rigiera el convenio de sector, que aumentaría en muchos casos el sueldo en hasta 100€ al mes.

Por si esto fuera poco, la empresa tampoco está cumpliendo el Real Decreto-ley 28/2020 sobre el teletrabajo, en el que dice explícitamente que deben compensar los gastos relacionados de las funciones derivadas del trabajo, además de deber proporcionar los medios necesarios para realizarlo, es decir, un ordenador y la conexión a internet. Es un hecho que aunque existe este decreto que regula ligeramente el teletrabajo —que dicho sea de paso, deja en el aire aspectos esenciales remitiéndolos a la negociación en el ámbito de los convenios—, ninguna empresa la está aplicando.

El pasado lunes un trabajador de la sección sindical se enteró de su despido cuando no pudo entrar en los programas que utilizan para trabajar, por lo que tuvo que llamar a un superior donde le dijo que tenía que esperar al burofax. Este mismo compañero había sido apartado del resto de trabajadores en los canales internos por su posición sindicalista y de agitación contra la empresa.

No es el único miembro del comité de huelga que ha sufrido las represalias de la empresa del marqués, ya que otros han recibido varios burofax con amenazas sobre el rendimiento, no concediendo vacaciones, haciéndoles trabajar en fines de semana, o aislando al resto de trabajadores de los miembros del comité de huelga soltando bulos sobre ellos. Víctor es el compañero con el que más lejos han llegado, demostrándose así la represión sindical que está haciendo la empresa para con los sindicalistas.

Los trabajadores no nos vamos a callar ante las amenazas y ataques de la empresa. Vamos a seguir peleando por nuestros derechos, por mejorar nuetsras condiciones laborales y por la readmisión de todos los despedidos.

Todo nuestro apoyo a Victor para pelear por su readmisión.






Temas relacionados

Teletrabajo   /   persecución sindical   /   CGT Estado español   /   Telemarketing   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Sindicalismo combativo   /   Precariedad laboral   /   CGT   /   Call center

Comentarios

DEJAR COMENTARIO