Mundo Obrero

Santo Tome

Supermercado El Túnel despide en medio de la cuarentena

La cadena de supermercados El Túnel despidió a una trabajadora el pasado sábado 21 fundamentando que la misma había incumplido el decreto nacional del COVID 19 cuando se encontraba en calidad de clienta en el supermercado donde trabaja hace trece años.

Lunes 30 de marzo | 13:33

Se trata de una cadena que cuenta con mas de 300 trabajadores y sucursales en Santo Tome y Santa Fe. A pesar de los anuncios gubernamentales al día de hoy no existe ninguna ley que proteja a los empleados contra los despidos y o suspenciones con rebajas salariales. Las patronales ante la difícil situación por la crisis sanitaria desatada por la pandemia de coronavirus aprovechan para despedir. Desde La Izquierda diario accedimos la palabra de la trabajadora despedida. Reproducimos su testimonio.

LID: ¿Cuánto hacia que trabajabas ahí? ¿Cuándo te notificaron del despido?

T: Este junio se cumplirían 13 años que trabajo ahí, 8 trabajando media jornada por mi hijo, el tiene síndrome de down y tiene una cardiopatía congénita, nunca me dijeron que por el caso de mi hijo me quedara durante la cuarentena en mi casa, yo fui a laburar igual.
Sobre el despido lo que pasó fue que una clienta me increpó fuera de mi horario laboral, yo estaba en el supermercado como una clienta más y me hostigó porque estaba mi marido adentro y el de ella no, por eso pidió un libro de quejas y puso quejas sobre un empleado aunque yo no estaba en ese horario laboral.
Me mandaron un telegrama diciéndome que el despido es por culpa mía para no pagarme ni un mango, me despidieron “con causa” porque dicen que no acaté el decreto que impuso el gobierno sobre Covid-19. Se basan en ese decreto pero cuando yo estuve en la caja le cobré a varios matrimonios, la prioridad era que no entraran con niños, no hay una ley que dice que no pueden ir dos personas juntas a comprar, lo que no se tenía que juntar era mucha gente dentro del supermercado

LID: ¿Cómo eran las condiciones laborales en las que te desempeñabas? ¿Cómo es tu situación particular?

T: Hacía media jornada por tener un hijo con discapacidad, siempre intentaron decirme que pasaba a otro convenio colectivo de trabajo por trabajar menos horas, queriendo no pagarme las horas extras o pagarme feriados, eso siempre lo estuve luchando, y bueno no les quedaba otra que pagármelo porque yo estaba informada de cómo eran las leyes laborales, pero siempre luchando, es más me despidieron debiéndome horas de las fiestas son como 25 horas trabajadas sin darme el descanso correspondiente, (...) se fueron juntando con otras horas porque los sábados me hacían trabajar 8 horas en vez de cuatro Con respecto a las condiciones laborales en cuarentena había no al principio, pero después si, alcohol en gel para lavado de manos, no hay barbijos, ni guantes, ni lentes, solo se quedaron en hacer pasar de a un cliente, pero llegaban días de promociones de tarjeta que se acumulaba mucha gente adentro del supermercado que era lo mismo, el contagio podía ser el mismo.

Nosotros también estamos en una situación difícil y con miedo, por todo esto que está pasando porque estamos expuestos, yo he visto en otros supermercados que trabajan con guantes, que se han puesto film, en El Túnel estamos desprotegidos totalmente, los clientes mismos nos decían “¿por qué no tienen barbijo? ¿Por qué no usan guantes?” cuando yo tomé la iniciativa de ponerme guantes querían que me los sacara porque le causa “pánico” a la gente verme con guantes.

Te puede interesar: Rosario: La Gallega amenazó a los trabajadores que se manifestaron y siguen sin medidas de prevención

LID: ¿Cuántos son trabajando ahí en esa sucursal?

T: Calculo que son treinta personas las que trabajan ahí, porque hay muchos chicos que tomaron por las escuelas de trabajo, que es por medio de la Municipalidad, a ellos ahora les dieron a cumplir la cuarentena, no sé por qué motivo, debe ser porque no están efectivos en la empresa.

LID: ¿Qué opinan tus compañeros de la situación?

T: Es impresionante el apoyo que recibí de la gente. La mayoría me banca, me mandan sus fuerzas por privado, y las entiendo porque mucha gente tiene miedo a la represión de los dueños, a que los castiguen y los echen porque apoyan a una compañera, pero tengo el apoyo; hay mucha injusticia porque hay gente que se ha enfermado, piensan que es broma y lo hacen por “vivos” , descomposturas que después terminaron en peritonitis, y “ellos” pensaban que estaban bromeando, ellos se piensan que un empleado es un robot que tenés que ir trabajar y nada más, que no tenemos vida, que no tenemos sentimientos.

LID: ¿Cómo ha repercutido esto en sus condiciones de vida cotidianas?

T: El daño moral que me hicieron ya está, no voy a volver para que me hostiguen. Venía pasándola mal, pidiendo todos los meses que me paguen lo que corresponde, ese sábado en mi casa me agarró un ataque de nervios, tuve que tomar pastillas para dormir, todo eso que generó en mi salud no lo quiero volver a pasar, sufrí acoso laboral todo el tiempo, me aguanté hasta que un apoderado de la empresa me venga a amenazar que me iba a despedir si no dejaba de reclamar las horas extras los feriados.

El reflejo de esta situación se repite tanto en el sector privado cómo público dónde los trabajadores vienen siendo objeto de constantes humillaciones y maltratos laborales de todo tipo como es el caso del supermercado La Gallega en Rosario, los trabajadores de Farmacity, de las plataformas de Rappi, Glovo y Pedidos Ya ó los mismos trabajadores de la salud quienes se encuentran en constante exposición y que exigen en distintas partes del país medidas básicas de seguridad sanitaria en los distintos hospitales del país. A esto se suman decenas de despidos que ya se comienzan a ver, dónde las patronales aprovechan la crisis sanitaria para ajustar a su personal.

Para sumar tu denuncia escribinos al 0342 - 5251890.






Temas relacionados

Cuarentena   /   Coronavirus   /   #Despidos   /   Despidos   /   Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO