www.izquierdadiario.es / Ver online / Para suscribirte por correo o darte de baja, haz click aquí
La Izquierda Diario
2 de diciembre de 2020 Twitter Faceboock

CRITICA DE CINE
Rosa Luxemburg y Margarethe von Trotta
Eduardo Nabal | Burgos | @eduardonabal

Una película que debe ser rescatada del olvido por su enorme calidad y contenido político es “Rosa Luxemburgo” de la realizadora alemana Margaret Von Trotta, película de una extraordinaria solidez, fuerza y compromiso.

Link: https://www.izquierdadiario.es/Rosa-Luxemburg-y-Margarethe-von-Trotta?id_rubrique=2653

Estamos ante un filme de combate, lo que tal vez, unido a cierta densidad, lo han convertido en una película poco recordada. La realizadora ha vuelto a saltar a la palestra gracias a su biopic sobre la escritora “Hannah Arendt” (protagonizada también por Barbara Sukowa), azote intelectual del pensamiento sionista, autora del incómodo libro “Eichmann en Jerusalén”, una reflexión sobre el militarismo.

“Rosa Luxemburgo” es un filme que se aproxima al momento de su ejecución pero también narra su aventura en Alemania donde trata de expandir las ideas procedentes de la Revolución Rusa. La interpretación de Sukowa y la óptica de Trotta nos muestran una mujer de su tiempo, perfectamente creíble, con algunas de las cortapisas sociales y de pensamiento características de éste como una relación compleja con su pareja masculina. También una mujer ciegamente entregada a su trabajo, llena de impulso y, sobre todo, con una firme creencia en sus ideas políticas.

Así, sus discursos lejos de resultar densos constituyen algunos de los momentos más apasionados y apasionantes del filme. La película también muestra la creciente desconfianza de la burguesía alemana que la rodeó acerca de su creciente compromiso con las ideas de la Revolución que estaba ocurriendo en Rusia. Como es objeto de crecientes sospechas, desconfianza, empieza a sufrir espionaje, violencia simbólica, tiene muchos seguidores, admiradores pero también influyentes detractores y persecución encubierta hasta su final detención paralela a los cambios en la sociedad que se van sucediendo en Alemania.

Rosa Luxemburgo, entusiasta defensora de las ideas y de los ideales revolucionarios en la sociedad alemana adonde había llegado una visión distorsionada de la revolución rusa, se cartea con Marx, interviene en los lugares públicos donde es recibida como una líder de primer orden y viaja a Varsovia para participar de la revolución de 1905, y aunque llega al país con el nombre falso de Anna Machsken y Otto Egelman, pronto será detenida junto a su pareja y conducida a prisión.

La película de Von Trotta es, pues, un clásico que merecería ser rescatado por su modernidad, solidez y por mostrar ya, a comienzos de su carrera, que era posible hacer un cine de calidad, político y a la vez autoral sin abandonar el compromiso feminista de toda su obra. Podemos decir que su legado llega hasta hoy.

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ IzquierdaDiarioEs
@iDiarioES
[email protected]
www.izquierdadiario.es / Para suscribirte por correo, haz click aquí